Queridos amigos visitantes del blog:

Os doy la bienvenida y os muestro mis novelas gestadas gracias a los conocimientos adquiridos en la investigación criminal y en el estudio del perfil de los ladrones de arte, facetas a las que he dedicado gran parte de mi vida profesional.

Dichas novelas, publicadas en forma de libro por la editorial Taberna Libraria, y, en formato electrónico por la plataforma BUBOK, se basan en dos apasionantes investigaciones ya desclasificadas de los archivos policiales.

Las investigaciones que narro respectivamente en “OBJETIVO BEATO” y “PAPA LUNA, EL RESCATE DE UN PONTIFICE OLVIDADO”, relatan el robo del Códice del Apocalipsis del Beato de Liébana, valorado en 18 millones de euros, cometido en el museo Diocesano de la Seu d´Urgell y en el robo del cráneo de Benedicto XIII, más conocido como Papa Luna, sustraído en el año 2000 en una casa palacio de la localidad zaragozana de Saviñan.

Por otro lado, y con el fin de que el blog sea una herramienta dinámica y atractiva para los aficionados a las obras de arte, periódicamente publicaré noticias y novedades relacionadas con nuestro patrimonio cultural y con las múltiples agresiones a las que se ve sometido.

J.D. Pastor


9 abr. 2014

MONUMENTS MEN ESPAÑOLES

 Guardia Civil
revisando libros intervenidos
Hace pocas semanas se estrenaba en el cine una película que muestra el trabajo de un puñado de héroes poco recordados por la historia: Monuments Men. La cinta, dirigida y protagonizada por George Clooney, retrata a una pequeña sección del ejército aliado que durante la II Guerra Mundial se ocupó de proteger y de recuperar el arte expoliado por  los nazis. Inspirada en un libro del historiador Robert M. Edsel, la película muestra cómo aquel grupo de expertos halló en una mina de sal austriaca el mayor escondite de arte expoliado por Hitler. Los Monuments Men recuperaron muchas de las mejores obras de nuestra historia que, sin su intervención, se habrían perdido para siempre.

Ya en aquella época, pocos entendían su trabajo. No parecía importante proteger bienes materiales en el contexto de una lucha cruenta y encarnizada. Arriesgar la vida por salvar algo físico era algo que muchos no estaban dispuestos a aceptar. En el film, se refleja muy bien la incomprensión de unos hombres de cultura que querían mantener en pie los cimientos de nuestro patrimonio. Ellos creían firmemente en el hecho de que no estaban protegiendo unos bienes físicos, sino más bien la muestra de lo que somos, los detalles en los que reside cada paso, grande o pequeño, que la humanidad ha ido dando en su peregrinar por la historia. En el seno de la Guardia Civil también existe un puñado de hombres que han recogido el testigo de estos héroes. Aunque su labor no se vea como la más arriesgada o trepidante, sin su trabajo habrían desaparecido muchos de los recuerdos más bellos y sublimes de nuestra especie. Desde los primeros trazos humanos sobre la piedra de los abrigos rocosos hasta las mejores creaciones de los genios de nuestra pintura, el Grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se encarga de proteger todos los bienes culturales dentro de nuestro territorio. En tierra firme o en el mar, en yacimientos arqueológicos dispersos por el campo, en las ermitas más descuidadas o en los museos mejor vigilados, su trabajo llega hasta cualquier lugar donde se haya robado o dañado una muestra de nuestro patrimonio. Sus investigaciones son heroicas aventuras dignas de la mejor novela o película de acción, aunque en este caso, la realidad supera a la ficción. Una realidad en la que unos guardias civiles consagran su vida a intentar que las generaciones futuras descubran y disfruten nuestro legado. Editorial revista Guardia Civil. Marzo 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estimado lector: Con el fin de poder mejorar y hacer más atractivo el blog, te pediría que comentaras la entrada, rogándote omitas lenguajes obscenos, insultantes, etc. Un saludo. GRACIAS.